Misión Permanente ante los Organismos Internacionales en Ginebra

Acerca de esta Representación

Compras y Contrataciones

Contacto de la representación

Discursos e Intervenciones

Información

Misión Permanente de la República Argentina ante los Organismos Internacionales en Ginebra

Nuestra Misión

Prensa

Temas Económicos

Temas Políticos

INTERVENCION DEL SR. VICECANCILLER, EDUARDO A. ZUAIN REPUBLICA ARGENTINA SEGMENTO DE ALTO NIVEL 28 SESION DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS

INTERVENCION DEL
SR. VICECANCILLER, EDUARDO A. ZUAIN
REPUBLICA ARGENTINA
SEGMENTO DE ALTO NIVEL
28 SESION DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS

Señor Presidente,
Representantes de los Estados Miembros y Observadores,
Representantes de la sociedad civil,
Señoras y señores

 

La Argentina participa activamente en este Consejo, principal ámbito de promoción y protección de derechos humanos a nivel universal, como reflejo de su profunda convicción de que el multilateralismo es clave para la construcción de la paz y para lograr un mundo más justo.

La Argentina, habiendo padecido por décadas durante el siglo XX reiteradas interrupciones al orden constitucional y habiendo sufrido las más brutales y sistemáticas prácticas de violaciones de los derechos y libertades durante la última dictadura militar, incorporó el concepto de derechos humanos a su lenguaje cotidiano tanto a nivel institucional como colectivo.

Con el regreso de la democracia, y especialmente a partir de 2003 durante la Presidencia de Néstor Kirchner y el actual Gobierno de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la Argentina consolidó definitivamente un proceso de  memoria, verdad, justicia y reparación a nivel interno, con la fuerte determinación de dar respuesta a las violaciones de derechos humanos ocurridas durante el terrorismo de Estado. La anulación de las leyes de impunidad, el juzgamiento de los responsables de los crímenes de lesa humanidad y la continua búsqueda de la identidad de los niños que fueron apropiados, son algunos de los principales resultados de acciones que marcaron un antes y un después en la historia argentina, consolidando una política de Estado que se ve reflejada en nuestra política exterior.

Varias decisiones de este Consejo surgieron a partir de iniciativas de la Argentina, tales como el reconocimiento del Derecho a la Verdad como un derecho autónomo; el establecimiento del Experto Independiente para los derechos de los adultos mayores; el establecimiento del Relator Especial para la promoción de la verdad, la justicia, las reparaciones y las garantías de no repetición y la resolución sobre genética forense y derechos humanos, que tiene como antecedentes la labor y trayectoria de organizaciones como las de Abuelas de Plaza de Mayo y el Equipo Argentino de Antropología Forense.  En el marco de este período de sesiones,  se presentará  la “Guía de Buenas Prácticas para el Uso de la Genética Forense en Investigaciones sobre Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario”, elaborada por la Argentina junto con el Comité Internacional de la Cruz Roja. Quisiera destacar también la realización este año del panel bienal de alto nivel sobre la cuestión de la pena de muerte, asunto al que la Argentina le asigna la mayor importancia.

Señor Presidente,

La Argentina sufrió durante años las consecuencias de la aplicación de políticas neoliberales, con resultados muy negativos para el disfrute de los derechos humanos, principalmente los derechos económicos, sociales y culturales. Desde 2003 hemos venido trabajando exitosamente en una estrategia tendiente a revertir dicha situación. Fue así que el Estado recuperó un rol esencial y las políticas públicas se convirtieron en herramientas claves para que toda la población pueda gozar de esto derechos.  Esto en el marco de la tradicional posición de mi país relativa a que todos los derechos humanos son universales, indivisibles e interdependientes y están relacionados entre sí.  Con este espíritu, la Argentina ha logrando una notable y decisiva  mejora en los índices de pobreza, indigencia y desempleo y así el crecimiento económico fue acompañado por un verdadero proceso de inclusión social.

Este proceso se llevó a cabo junto con una ampliación continua de derechos. Entre las leyes más significativas que establecieron nuevos derechos se destacan: la Ley de Matrimonio de personas del mismo sexo (Ley 26.618); la Ley de creación del Programa Nacional de Educación sexual Integral (Ley 26.150); la Ley para la erradicación de la violencia contra las mujeres (26.485); la Ley de Derecho a la Protección de la Salud Mental (26.657);  la Ley de Identidad de Género (26743) y la Ley de Migraciones (Ley 25871). Esta última por ejemplo generó además un cambio de paradigma  al garantizar el derecho a migrar y colocar al migrante como eje de las políticas y  las leyes en la materia. Bajo esta convicción, acompañaremos a la Oficina del Alto Comisionado en el lanzamiento de la publicación “Los derechos económicos, sociales y culturales de los migrantes en situación irregular” el día 11 de marzo.

Todos estos logros alcanzados por la Argentina podrían, sin embargo, verse afectados por la especulación financiera de los fondos buitre, quienes han puesto sus cuantiosos recursos financieros para atentar contra la reestructuración de la deuda soberana lograda por la Argentina, buscando obtener un lucro desorbitado a través del lobby político y la manipulación de los sistemas legales, menoscabando los derechos del pueblo argentino. Para frenar el avance especulativo y predatorio de estos actores se aprobaron varias iniciativas.  En el marco de la ONU, se aprobó la Resolución 68/304 titulada “Hacia el establecimiento de un marco legal multilateral para procesos de reestructuración de la deuda soberana” y en este Consejo se aprobó la resolución titulada “Consecuencias de la deuda externa y las obligaciones financieras internacionales conexas de los Estados para el pleno goce de todos los derechos humanos, sobre todo los derechos económicos, sociales y culturales: las actividades de los fondos buitre”.

Deseo entonces aprovechar esta oportunidad para reiterar el llamado a todos los países a participar en las negociaciones que tienen lugar en Nueva York para establecer un  marco legal contra el accionar especulativo de los fondos buitre y lograr un sistema financiero internacional más  justo y previsible que permita el desarrollo de las naciones.

Con ese mismo espíritu, deseo invitarlos el día 4 de marzo a un evento paralelo organizado por la Argentina, junto con Cuba, Sudáfrica y la Oficina del Alto Comisionado, sobre “Deuda Externa y Derechos Humanos” para continuar discutiendo sobre los impactos y desafíos que las actividades predatorias de los fondos buitre tienen en el disfrute de los derechos humanos.

Señor Presidente,

Este Consejo tiene una enorme responsabilidad para contribuir a incrementar los estándares de protección de los derechos humanos.

Por ello, la Argentina apoya y reconoce la tarea de la Oficina del Alto Comisionado y espera poder cooperar en la búsqueda de soluciones alternativas que permitan superar la situación presupuestaria actual y garantizar la continuidad de los trabajos.

Asimismo, la Argentina apoya y reconoce la tarea que vienen realizando los procedimientos especiales de este Consejo por constituir una  importante herramienta de promoción y protección de los derechos humanos. La Argentina entiende que estos mecanismos deberían continuar profundizando el conocimiento de la realidad de los países, recopilando información seria y objetiva y evitar pronunciamientos que a veces son percibidos, tal vez erróneamente, como producto de la mera lectura de los medios de comunicación. Asimismo, la Argentina alienta a los relatores especiales y a los expertos a que realicen sus tareas de conformidad con las normas y procedimientos de las Naciones Unidas y asegurando que los gobiernos tengan, en toda ocasión, la oportunidad de manifestar su posición y de aportar información en un marco de continua cooperación.

Señor Presidente,

Finalmente, quisiera reafirmar el compromiso inclaudicable de la República Argentina con la defensa y promoción de los derechos humanos, que es hoy una política de Estado, y renovar el compromiso en este Consejo de continuar bregando por ampliar la protección de los derechos humanos en el mundo.

Muchas gracias.

agencia argentina de inversiones y comercio internacional

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular